NoticiasPruebas de manejoSedan

KIA Rio Sedán, el inicio de una exigente prueba de 4 meses

990Views

La presencia de KIA en México ha sido un éxito rotundo, hace poco más de dos años llegaron a nuestro país con 3 modelos: Forte, Sportage y Sorento, meses después se agregó el Rio que en su nueva generación se fabrica en México y el cual hemos decidido probar a fondo por un tiempo de 4 meses para desenmascarar sus verdades y saber que tanto conviene o no este auto.

Para ponernos en contexto, el KIA Rio 2018 inició ventas en México en junio del 2017, justo cuando lo manejamos por primera vez y actualmente se ofrece en 4 versiones dependiendo de su equipamiento: LX TM, LX TA, EX TM y EX TA con un rango de precios de $231,900 a los $281,900.

Nuestra unidad de pruebas se trata de la versión EX TA, la más equipada de las cuatro disponibles. El motor es un 1.6 litros con 121 hp y 111 lb-pie de torque con caja automática de 6 velocidades prometiendo un consumo de gasolina de 18.08 km/lt. El equipamiento exterior es muy completo con luces diurnas de LED, faros antiniebla delanteros y traseros, espejos retrovisores retráctiles y rines de aluminio de 15″.

En el interior se tienen volante, freno de mano y palanca forrados en piel, pantalla touch de 7″ con Android Auto y Apple CarPlay, entradas AUX y dos USB, aire acondicionado automático, cluster de instrumentos con pantalla de 3.5″, computadora de viaje, llave de presencia con encendido del motor mediante botón y sensores de luz y de lluvia.

En temas de seguridad cuenta, como todas las versiones, con 6 bolsas de aire, control electrónico de estabilidad, sistema de gestión de estabilidad, frenos ABS, anclajes ISOFIX de sillas infantiles y agrega en esta versión en particular sensores y cámara de reversa.

Tal vez te interese: KIA Rio Sedán: prueba de larga duración, parte 1

 

¿Cómo será la prueba de 4 meses?

La finalidad de esta prueba de larga duración es conocer el comportamiento del auto en situaciones de manejo cotidianas, como lo haría cualquier dueño de un KIA Rio pero llevándolo un poco más allá, esto quiere decir que le exigiremos un poco más de lo normal para ver cuál es su límite.

Lo manejaremos en ciudad, en tráfico denso, lo llevaremos a carreteras, autopistas, iremos con él a diferentes altitudes y ciudades con climas diferentes  y de esta manera comprobaremos el comportamiento del motor y caja de velocidades, el rendimiento de gasolina, la efectividad de los frenos y muchas cosas más.

Andaremos en él por muchas horas y kilómetros y de esta manera sabremos qué tan cómodo y confortable es, qué tan buenos son sus materiales interiores, qué tan correcta es la manufactura del auto y el desgaste que puedan presentar cada uno de sus botones, componentes eléctricos y demás funciones que se utilizan día a día.

Así que, prepárense para leer en las próximas semanas una serie de 4 notas en las que iremos compartiendo qué tal val este auto que presume ser uno de los mejores sedanes subcompactos del mercado mexicano. En la primera daremos nuestra opinión de los primeros kilómetros de manejo, en la segunda lo llevamos a un viaje por carretera de más de 1,300 km, la tercera trata de la experiencia que tuvimos en una visita al taller que hicimos y en la cuarta damos nuestra conclusión después de miles de kilómetros de andar en él.

Salvador Sánchez Díaz
Twitter: @Chava_SD

¡Suscríbete a nuestro canal de Youtube AQUÍ!

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Newsletter
Recibe en tu correo las ultimas noticias del mundo automotriz.
No compartiremos tus datos con nadie, Odiamos el SPAM
Newsletter
Recibe en tu e-mail las ultimas noticias de nuestro blog.