NoticiasPruebas de manejo

Manejamos el KIA Rio Sedán 2018 y quiere ser el referente del segmento

6.9KViews

Luego de un par de meses de conocer la versión hatchback, el KIA Rio Sedán 2018 llega a México con la meta de colocarse en lo más alto del competido segmento de los sedanes subcompactos donde existen muy bien posicionadas opciones como el Nissan Versa y el Volkswagen Vento. Lo manejamos y tenemos todos sus detalles.

Esta nueva generación del KIA Rio es hecha en México y la manejamos en su versión hatcbhack hace algunos meses, ahora fue turno de ponerle las manos encima al sedán el cual aumenta 32 cm de largo con respecto al hatchback midiendo un total de 4.38 metros, la cajuela ahora cuenta con 387 litros de capacidad.

El Rio “con cajuela” que será el favorito en México

Los datos no mienten y en México la popularidad de los sedanes es contundente, por ello, el Rio Sedán es la carta más fuerte de la marca coreana en México. Por fuera, este tercer volumen armoniza perfectamente con el resto del auto y remata con un par de elegantes calaveras y una fascia con una parte baja en color negro que hace ver como si se tratara de un difusor de aire, detalle que le imprime un toque de deportividad al auto.

Fuera de lo anterior, es el Rio que ya conocíamos, con un frente elegante y sobrio, faros alargados con luces diurnas de LED, parrilla nariz de tigre, faros de niebla y una gran entrada de aire con terminado en color negro brillante que, al igual que el difusor trasero, le otorgan aires deportivos.

¿Más espacio que la versión hatchback?

Al interior, materiales, manufactura y sensación de calidad ponen al KIA Rio como el referente del segmento por arriba de sus rivales Nissan Versa, Volkswagen Vento, Toyota Yaris R, SEAT Toledo, Honda City, Ford Fiesta, Chevrolet Sonic y Peugeot 301 aunque los ejemplares de Honda, SEAT y Volkswagen están muy cerca del Rio en este aspecto.

El espacio interior del KIA Rio Sedán está a la altura de lo que se ofrece en el segmento y un total de 5 personas podrán viajar en el auto, en la parte trasera el espacio es bueno para tres personas de estatura promedio.

El equipamiento es otra de sus fortalezas y la versión EX (la más equipada) que probamos durante su lanzamiento a prensa contaba con una pantalla touch de siete pulgadas con sistemas de conectividad Android Auto y Apple Car Play, cámara de reversa, entrada AUX, puerto USB y Bluetooth, aire acondicionado electrónico, encendido con botón y sensores de luz y lluvia.

Además, pudimos comprobar lo fácil que es acostumbrarse a todas sus funciones, incluyendo las de la computadora de viaje que se manipulan a través de botones situados en el volante del auto y se proyectan en el cluster de instrumentos con una pantalla de 3.5″.

En cuestión de seguridad, se aplaude que todas las versiones del Rio cuenten con 6 bolsas de aire, asistente de arranque en pendiente, control electrónico de estabilidad, frenos ABS, anclajes ISOFIX para sillas infantiles y sistema de gestión de estabilidad (VSM) agregando en las versiones EX, sensores de reversa.

Sí, se maneja mejor que el Rio anterior

En el lanzamiento a prensa, condujimos el auto de la CDMX a Valle de Bravo y en primer lugar, la comodidad del auto es algo que se agradece en parte por lo cómodo de los asientos y la correcta puesta a punto de la suspensión que tiende a ser suave para ofrecer mayor confort a los ocupantes.

El motor que monta el nuevo Rio Sedán es un 1.6 litros con 121 hp y 111 lb-pie de torque que cumple bien mostrando una buena aceleración desde cero y unas correctas recuperaciones (sobre todo con la caja manual de seis velocidades). Sinceramente, no se extraña el anterior motor que tenía 137 hp y 123 lb-pie de torque y tampoco se va a extrañar que ese motor era un tanto sediento, cuestión que KIA quiso mejorar con este motor un tanto menos potente pero más eficiente.

Tal vez te interese: Honda City 2018: precios, detalles y equipamiento en México

El paso por curvas del auto es correcto, la suspensión, aunque es suave, ayuda a llevar buena velocidad  cuando se conduce en caminos sinuosos, la dirección comunica y es rápida y para salir librado de pendientes a alturas considerables como las de la Ciudad de México y Valle de Bravo es necesario llevar un tanto revolucionado el motor.

La mejor opción del segmento pero la competencia es interesante

Con un precio que va de los $231,400 pesos a los $281,400 pesos en dos versiones dependiendo su equipamiento y cada una con caja manual o automática, el KIA Rio Sedán se coloca como la mejor opción del segmento por su equipamiento, calidad y garantía; en el apartado de manejo es también una de las mejores opciones aunque existen otras más eficientes como el SEAT Toledo con motor 1.2 TSI, el Volkswagen Vento y Peugeot 301 con motores diésel.

Para conocer los detalles de equipamiento por cada versión los encuentras en esta nota

Salvador Sánchez Díaz
Twitter: @Chava_SD

Sigue leyendo ⇒ El Rolls Royce Sweptail es ahora el auto más caro del mundo
Sigue leyendo ⇒ KIA ya es la séptima marca que vende más autos en México
Sigue leyendo ⇒ El Ford Focus RS dice adiós con una edición final de 1,500 unidades

Deja un comentario

Newsletter
Recibe en tu correo las ultimas noticias del mundo automotriz.
No compartiremos tus datos con nadie, Odiamos el SPAM
Newsletter
Recibe en tu e-mail las ultimas noticias de nuestro blog.