Car ReviewsNoticiasPruebas de manejoSUV

Honda BR-V 2018, probamos este contrastante SUV para 7 pasajeros

2.12KViews

La llegada del Honda BR-V a México viene a completar la gama de SUV de la marca en nuestro país, se trata  de un producto pensado en aquellas personas que necesitan espacio real para 7 pasajeros a un precio apenas por encima de lo que cuesta el HR-V de dos filas de asientos. Lo hemos manejado en su versión más equipada y tenemos aquí todos sus detalles.

 

El exterior del Hondad BR-V es difícil de entender hasta que te das cuenta de todo el espacio interior que tiene y es ahí donde se comprende que el diseño lateral con grandes superficies de cristal y un techo alto tienen un porqué.

Tal vez te interese: Honda BR-V 2018: precios y versiones en México

El frente cuenta con faros alargados, la parrilla es grande y cromada y ésta es tal vez la parte que más se asemeja a los otros productos Honda. Algunas líneas de diseño lateral van bien en conjunto con los plásticos negros que le dan un aspecto más robusto. Atrás, las calaveras están unidas y se hacen una sola y listo, no hay más que ver en su exterior.

Ya en el interior lo primero que se percibe es el parecido con el Honda City y es que además de compartir el motor también comparten algunos elementos de la cabina como el cuadro de instrumentos de tres relojes con una pequeña computadora de viaje.

Los plásticos interiores son duros, justo como lo esperaríamos en vehículos de este segmento, nuestra unidad de pruebas que tenía pocos kilómetros en el odómetro no presentaba ruidos interiores y siguiendo con la calida d de los autos Honda, seguramente la manufactura hará que después de varios miles de kilómetros se siga sintiendo sólido y sin ruidos al interior.

En cuanto al diseño y equipamiento, cumplen con lo esperado aunque el sistema de infotenimiento queda un poco corto con lo vanguardistas que pueden ser ya en autos incluso de este segmento, la pantalla es touch y cuenta con entrada USB, Aux y HDMI pero la interfaz y la calidad de la proyección pueden quedar a deber un poco.

El espacio es todo y todo es espacio

Una de las metas principales del Honda BR-V es ofrecer el máximo espacio interior posible y lo cumple de maravilla: tres filas de asientos con espacio real para 7 personas que podrán viajar de manera cómoda.

El espacio adelante es bueno, la segunda fila de asientos tiene capacidad justa para 3 personas y en la tercera fila, aunque parezca lo contrario, caben 2 personas con buena comodidad. El equipamiento para la segunda y tercera fila está limitado a una gran solución de tres rejillas para el aire acondicionado que se controla de manera independiente al frontal.

Plegar y desplegar las dos filas traseras es cosa sencilla, muy al estilo Honda. Se pueden tener muchas combinaciones de espacio aunque no se consigue un piso completamente plano. La cajuela es suficiente para un par de maletas o bolsas de super con las tres filas en uso y aumenta notablemente cuando se pliega la tercera fila de asientos.

Más eficiencia que potencia

Detrás del volante, el Honda BR-V tiene una posición correcta de manejo, su visibilidad al exterior es muy buena y existen detalles curiosos como el botón de encendido colocado a la izquierda del volante, al estilo Porsche o también, al estilo Mitsubishi Montero Sport.

Los 118 hp y 107 lb-pie de torque suenan suficientes para mover a este SUV que proviene de Tailandia, el motor es un 1.5 litros (mismo que el del City) y su caja es CVT, el resultado no es el de un deportivo ni el de un SUV ágil pero cumple con mover al BR-V aunque con carga completa si pudiera llegar a sufrir un poco.

La caja CVT tiene un modo Sport que aumenta el rango de revoluciones y sin dar sensaciones deportivas, el velocímetro marcó casi 170 km/h como velocidad máxima. Dirección y suspensión son suaves y tienen una puesta a punto hacia el confort.

El Honda BR-V llega a México con la fórmula de capacidad para 7 pasajeros, equipamiento justo y un precio llamativo para quien busca espacio y movilidad para la familia. Su competencia directa por características sería Toyota Avanza aunque ésta es más barata pero tiene un equipamiento, seguridad y manejo muy por debajo de lo ofrecido por BR-V.

También figuran Volkswagen Caddy y Peugeot Parter Tepee que toman la base de camionetas de carga y se convierten en vehículos de pasajeros igualmente con 3 filas de asientos. Caddy tiene un precio más alto mientras Partner Tepee es más accesible pero solamente ofrece motor diésel con caja manual.

Al final de cuentas, el BR-V cumplirá con su finalidad de SUV de 3 filas de asientos con una buena cajuela, eficiencia de gasolina que pudiera llegar a los 16 km/lt y la confiabilidad de los productos Honda. En su contra está el equipamiento justo que tiene, sobretodo en seguridad y tecnología teniendo en el primer apartado solamente dos bolsas de aire aunque sí cuenta con frenos ABS y controles de estabilidad y tracción.

El precio de la versión Prime que probamos es de $346,900 y justo hace algunos días también está disponible la versión de entrada Uniq con un precio de $317,900.

Salvador Sánchez Díaz
Twitter: @Chava_SD

 

 

 

Deja un comentario

Newsletter
Recibe en tu correo las ultimas noticias del mundo automotriz.
No compartiremos tus datos con nadie, Odiamos el SPAM
Newsletter
Recibe en tu e-mail las ultimas noticias de nuestro blog.