Autos y Moda México
Hatchback Noticias Pruebas de manejo

Toyota Yaris hatchback, lo probamos y ya no es el mismo de antes

Por: Salvador Sánchez Díaz.

El Toyota Yaris Hatchback es un subcompacto que llega a México desde Tailandia desde hace poco más de un año y resulta en un producto que se ha tenido que adaptar a las necesidades de países como lo es México; comparado con su antecesor, es más amplio, apuesta todavía más por la eficiencia de gasolina y deja a un lado elementos de equipamiento a los que nos tenía acostumbrados anteriormente. Lo probamos y tenemos todos sus detalles.

Para poner en contexto, el Toyota Yaris que ocupa esta prueba convive dentro de la marca  con la versión sedán y también con la versión R la cual es, en términos generales, un Mazda 2 con carrocería sedán. En el segmento del mercado donde compite este auto existe una gran variedad de propuestas, desde el KIA Rio HB, Volkswagen Polo, Ford Fiesta, Mazda 2, SEAT Ibiza, Suzuki Swift, Peugeot 208 y Renault Sandero.

Estética con aires europeos

Estéticamente, el Yaris hatchback es diferente a lo que nos ha acostumbrado Toyota. El frente luce más dinámico, al estilo de autos como el Aygo que se vende en Europa con líneas que caen desde la parrilla a lo más bajo de la fascia dándole carácter a la parte frontal.

En la parte lateral se nota una apuesta por el espacio interior y es que la caída del techo no es tan pronunciada, el poste C tiene un acabado piano black que le va muy bien y las calaveras traseras son muy grandes y en forma de boomerang.

En general, el Yaris tiene una línea de diseño fresca, la versión S que probamos (la más equipada de 2 disponibles) cuenta con rines de 15″ y llantas 185/60 y una carrocería que se nota un tanto más elevada de lo que estamos acostumbrados a ver en autos subcompactos, un acierto para topes y baches.

Interior más funcional que estético

En el interior de este hatchback fabricado en Tailandia se tiene una de las cabinas más amplias del segmento. Hablando de las plazas traseras hay buen espacio para 3 pasajeros gracias en gran medida a que se tiene un piso plano y suficiente espacio para piernas y hombros.

Los asientos son cómodos y cuentan con costuras rojas y un revestimiento con tonos rojos y grises que le dan vida al interior. El tablero es sencillo, no hay novedades y los plásticos en general se notan brillosos y un tanto duros pudiendo ser ésta una de las áreas de oportunidad del auto.

Ya en el puesto del conductor, el volante se percibe grueso y la instrumentación es de fácil lectura con acabados igualmente en color rojo que hacen juego con las vestiduras. Se tiene una computadora de viaje con algunos datos de consumo y recorrido.

En cuestión de infotenimiento se tiene una pantalla touch de 6.1″ que a la vista luce bien pero ya que comenzamos a manipularla resulta un tanto incómoda ya que su interfaz no es tan intuitiva como esperaríamos, sin embargo tiene puerto USB, entrada Mini Jack y Bluetooth.

Pasando al equipamiento de seguridad, se tienen 2 bolsas de aire, no hay laterales ni de cortina como lo tenía el anterior Yaris HB. Se agregan también anclajes ISOFIX y LATCH para sillas infantiles y zonas de absorción de impactos en la cabina.

Manejo eficiente y rendidor

En los días que manejamos el Toyota Yaris HB, el motor 1.5 litros mostró una correcta potencia gracias a sus 107 hp, no es el más rápido del segmento ni intenta serlo pero cumple lo que se necesita en un auto de estas dimensiones. Lo mejor es el consumo que ronda los 14 km/lt en ciudad y en carretera seguro aumenta todavía más.

La caja CVT es parte de este ahorro de gasolina pero al mismo tiempo, como ya es costumbre de estas transmisiones, le quita sabor al manejo y se nota un tanto anesteciado, cuestión de acostumbrarse ya que la tendencia está marcando al uso de este tipo de tecnología.

En cuando a la comodidad, la suspensión es suave y se puede viajar con gran confort pero al momento de exigirle un tanto más al volante y a los cambios de dirección, se percibirá un balanceo de la carrocería, nada grave pero sí a tenerlo en consideración ya que solamente hay frenos ABS y no hay controles de estabilidad y tracción.

El respaldo de Toyota cuenta mucho

Si bien el Yaris no destaca por tener el mejor manejo del segmento ni ser el más equipado, es un auto que ofrece gran espacio interior y sobre todo, un motor que apuesta más por la eficiencia de gasolina que a la larga se podrá agradecer.

También el respaldo de la marca Toyota es algo importante ya que es sinónimo de durabilidad y confianza y aunque tenga aspectos a mejorar, es un auto que seguramente podrá ser tan durable como se necesite.

El precio de la versión probada es de $259,400, debajo de ella existe la misma versión S pero con transmisión manual y un precio de $243,100 mientras que la versión Core de entrada cuesta $216,100.

Toyota Yaris HB: precios y versiones en México

AutoVersiónPrecio
Toyota Yaris Hatchback 2017Core
$216,100
Toyota Yaris Hatchback 2017S Manual
$243,100
Toyota Yaris Hatchback 2017S CVT
$259.400

Salvador Sánchez Díaz
Twitter: @Chava_SD

0
0

Deja un comentario

Newsletter
Recibe en tu correo las ultimas noticias del mundo automotriz.
No compartiremos tus datos con nadie, Odiamos el SPAM
Newsletter
Recibe en tu e-mail las ultimas noticias de nuestro blog.
Newsletter
Recibe en tu correo las ultimas noticias del mundo automotriz. *Al registrarte participas en la rifa para ganar un articulo promocional.
No compartiremos tus datos con nadie, Odiamos el SPAM
Newsletter
Recibe en tu correo las ultimas noticias del mundo automotriz. *Al registrarte participas en la rifa para ganar un articulo promocional.
No compartiremos tus datos con nadie, Odiamos el SPAM
Newsletter
Recibe en tu correo las ultimas noticias del mundo automotriz. *Al registrarte participas en la rifa para ganar un articulo promocional.
No compartiremos tus datos con nadie, Odiamos el SPAM