Noticias

Mazda CX-9 2020, SUV familiar y divertido con tintes premium

1.13KViews

Comprar un SUV familiar no es cosa sencilla, se deben tener en cuenta, además de la opinión de esposo (a) e hijos, las necesidades de espacio, equipamiento, eficiencia, calidad y seguridad, mismas que comprobamos en la Mazda CX-9 en un viaje de siete días y cerca de 4 mil kilómetros de Puebla a Chihuahua. Todos los detalles, a continuación.

De formas y líneas propositivas, la Mazda CX-9 es un SUV elegante, con trazos de diseño que gustan tanto en parte delantera y trasera donde hay detalles cromados, como en su vista lateral, misma que remata con rines de 20″ y una silueta que más allá de parecer SUV familiar, parece un vehículo más práctico.

Durante el viaje, pudimos comprobar todo lo que ofrece el interior que destaca por la calidad de materiales y manufactura siendo el referente en el segmento en este apartado gracias a la piel Nappa de los asientos, plásticos y demás elementos como aluminio real. Tanto en caminos maltratados como a altas velocidades, no presenta ruidos interiores y se percibe una gran insonorización de la cabina.

El equipamiento es abundante, con pantalla de infotenimiento que se manipula a través de una perilla y botones colocados en la consola central, instrumentación digital con un par de relojes análogos, asientos eléctricos con memoria y un increíble sistema de sonido Bosé. La segunda fila y tercera fila de asientos tiene un detalle único en el segmento ya que incluye un par de iPads y audífonos inalámbricos que se pueden utilizar por los ocupantes.

La segunda fila también equipa calefacción de asientos, cortinillas de privacidad y la banca es deslizable y reclinable para dar opción a aumentar el espacio en la tercera fila de asientos, misma que también cuenta con puertos USB de carga y recibe a dos pasajeros de tamaño promedio que podrán viajar sin problema alguno. La cajuela con las tres filas de asientos en uso es de tamaño justo, pero se puede aumentar considerablemente ya que se pueden plegar los asientos y conseguir un piso

Manejo que se disfruta

Estar tras el volante de CX-9 es algo que se disfruta, en primer lugar por la correcta posición de manejo y lo cómodo de los asientos y en segundo lugar por su mecánica que incluye un motor 4 cilindros turbocargado de 2.5 litros que entrega 228 hp y 310 lb-pie de par, la transmisión es automática de seis velocidades y la tracción es AWD.

En ciudad, el manejo es suave y confortable, en carretera, la potencia y el par le dan buenas sensaciones y capacidades dinámicas gracias al turbocargador que no es explosivo como algunos otros, pero tampoco presenta un turbolag tan marcado haciendo que las aceleraciones sean lineales y contundentes hasta los poco más de 200 km/h que alcanza como velocidad máxima.

En carreteras sinuosas el comportamiento es neutral, con poco balanceo de la carrocería y una sensación de control muy alta gracias también al sistema de tracción AWD que, además de mejorar su comportamiento en curvas, también le da capacidades para transitar por caminos con poca adherencia, con lodo, agua y piedras y así tener un muy acertado espíritu aventurero que muchas familias buscan en un SUV.

Más información en www.mazda.mx

Salvador Sánchez Díaz
@Chava_SD

¡Suscríbete a nuestro canal de Youtube AQUÍ!

Deja un comentario

Newsletter
Recibe en tu correo las ultimas noticias del mundo automotriz.
No compartiremos tus datos con nadie, Odiamos el SPAM
Newsletter
Recibe en tu e-mail las ultimas noticias de nuestro blog.